¿Por qué es tan importante con quien comparte uno sus fluidos? ¿Nuestras incumbencias de alcoba hablan de la calidad de nuestra honra? Mmm mucho se esconde detrás del prejuicio y mucho se ríe el arte y mucho esa copia barata del arte que es la vida. No vale la pena enumerar obras de homosexuales porque las musas pasan de la boludez de la discriminación clara y distinta de los sexos. ¿Qué importa si se es lesbiana, católico, panadero o psicopedagogo si al fin y al cabo All You Need Is Love? ¿Para qué negarle a otros ser felices con quienes elijan si All You Need Is Love?

Hay tan pocos afortunados con la cosa amorosa que joderles la vida con eso de la heterosexualidad es una guachada mala leche. Por eso mismo 5 discos 5 para sentirse orgullosamente gay si se da la ocasión de que nuestra sexualidad se haga las preguntas que se responden de a dos, bajo unas sábanas y por la noche tarde y silente■


 

 

 Bajo el Signo de Caín -1993 – Miguel Bosé. Quizás sea un gusto culpable, pero es cierto. Miguel Bose, bisexual confeso desde hace años hizo este disco  hace muchos años destilando ambigüedad en cada verso de cada uno de los tracks. Acaso responda un poco al estereotipo del gay algo afectado pero la sencillez de sus letras para un pop melódico de climas de sintetizador lo hacen una obra encantadora para los buceadores del género. La balada “si tu no vuelves” versionada años después por los Amaral y el impresentable Chetes, justifican su existencia en un ranking de la sensibilidad gay, inteligente y honesta “no soy la isla que tu fantasía quiso imaginar”.

 

 

Mar – Leo García. Fue la promesa del pop electrónico del primer quinquenio del siglo, pulseada que le ganaron sus amigos de Miranda. Luego de un más que interesante pasado en el grupo avant press, leo garcia demostró en este disco el grado de su cínico hedonismo introspectivo en pizas como Y “Morrisey” donde narra su amor homosexual con guiños a los conocedores del brit pop desde la canción con loops. Nadie salva primer trip-hop de la experimentación electrónica más masiva del rock nacional cuya letra deja sin sueños al más esperanzado amante, y “Mar” la banda de sonido para terminar una relación (cualquiera sea su naturaleza) con la certeza de haber hecho las cosas más o menos bien.

 

 

Tour fantasía pop – 2008 –  Belanova.  La respuesta mexicana al pop teatral de Miranda! La expresión melodramática del pop de consumo adolescente. A diferencia de los argentinos belanova se toma en serio a sí misma y el resultado no es malo. Disco en vivo donde se repasan sus tres discos de estudio presenta un registro de hits uno detrás de otro con la efervescencia de una público enteramente juvenil como eco de cada melodía. Los lugares comunes del desborde hormonal no pueden hacer más que convocar aires andróginos cuando el que escucha se encuentra tarareando “sí, yo quería ser, la madre de tus hijos, y juntos caminar, hacia el altar, directo hacia la muerte”. Para el gay adolescente que aun cree en el amor.

 

 

I am bith now -2005- Antony & The Johnsons. Una voz sumamente personal, casi travestida, casi al borde del falsete melodramático y teatral muy al estilo de Rufus Wainwright en Poses. Introspectivo, triste, por momentos grandilocuente hasta el hartazgo, repleto de miedos e inseguridades resbalándose por el vibrato de quien no atina a encontrar un camino definido para su sexualidad ni compañer@ alguno para compartir esas dudas. La presencia orquestal de fondo generando un clima barroco y recargado de algunas de las canciones tanto como el piano solitario de otras no son aptos para gente en estado de abandono existencial o amoroso, que son, para que negarlo, la mayoría de los mortales.

 

 

Aries – 1993 – Luis Miguel.  Luego de refundar su carrera con el disco Romance de  1992, El mexicano volvió a la balada de fórmula pero con una capacidad vocal de la que carecía hasta el momento y  una serie de compositores que le dieron las mejores canciones que no volvería a tener en el resto de su carrera. Con la confianza de un público cautivo del nuevo poderío de su voz y su aspecto de niño misterioso y romántico le puso la garganta a una exelente “ayer” y la mejor balada escrita por Juan Luis Guerra Hasta que me olvides” El Sinatra medio pelo mexicano seguirá sonando sólo por eso y seduciendo claro está para desgracia de quienes no gustamos por completo de su ¿arte?

 


Puede descargar 5 discos 5 para sentirse orgullosamente gay - Andén 24 en formato .pdf