Blogs y bloggers llegaron a la primera plana del  ex gran diario argentino: ¿Una página más en la guerra entre Clarín y el gobierno?

Los lectores de ANDÉN tuvieron la primicia. Ya el año pasado, con un panorama post 28J, cuando todos los medios apuntaban que había llegado el fin del kirchnerismo, que los votos habían dado un mensaje claro, desde ANDÉN les dijimos: ¡ojo! Hay kirchnerismo para rato. Claro, había que ampliar el horizonte de fuentes informativas. Abandonar por un rato las páginas de La Nación y Clarín, y sumergirse en el mundo 2.0.

Cinco blogs para entender al kirchnerismo fue apenas un pantallazo introductorio hacia un espacio de comunicación alternativo como es el mundo cibernético. ¿Puede un espacio tan volátil y heterogéneo como la web, no digamos desplazar sino apenas competir (?) con las monstruosas corporaciones de la mass media? ¿Se puede desde un blog generar una corriente de opinión pública anti-hegemónica? ¿Qué es la militancia 2.0? Así como Clarín llegó tarde a la blogosfera, no esperemos encontrar entre sus páginas una respuesta a estas preguntas. Dejemos que sus periodistas sigan defendiendo la libertad de prensa mediante el ataque a la nueva Ley de Servicios Audiovisuales, y predispongámonos al análisis.

¿Por qué los blogs son un medio alternativo?

Un blog es un tipo de página web a través de la que se pueden publicar textos y videos. Como comentamos en ediciones anteriores, los hay de toda clase y color. Individuales y colectivos. Banales e intrascendentes,  humorísticos o periodísticos, literarios y reflexivos. Los blogs son todo eso y más, porque su soporte permite algo que los medios tradicionales no: la participación directa a través de los comentarios de todos los potenciales lectores.  Imaginen que de la cantidad de mensajes o cartas que llegan a diarios y radios sólo un puñado pasó por  un filtro de selección y son reproducidos para que los conozca el resto de los lectores u oyentes. En los blogs, por el contrario cada lector puede convertirse en un comentarista y entablar discusiones en tiempo real con los redactores y otros lectores.  Esto no significa que no haya moderación de comentarios, pero sí se establece una dinámica interactiva impensada para los medios tradicionales.

Resaltamos y repetimos que si bien “cualquier pelotudo tiene un bloc” (JP Feinmann dixit), dentro de la blogosfera es posible hallar información alternativa y puntos de partida para reflexionar sobre la realidad desde un lugar que los medios hegemónicos nunca nos darán. La web da la posibilidad de tener todos los puntos de vista en una sola pantalla.

De lo virtual a lo real

El pasado sábado  10 de abril, en el barrio porteño de Parque Patricios se realizó un “encuentro de blogueros nacional y popular” abierto para todo público. Allí se encontraron, en muchos casos por primera vez, escritores, comentaristas y lectores. El encuentro sirvió para conocerse y discutir cómo sostener espacios que en muchos casos empezaron como un pasatiempo o desde la necesidad de expresarse, y fueron creciendo hasta convertirse en la lectura diaria de miles de personas. Un lugar desde el que se pueden plantear lecturas alternativas, pero además un espacio de militancia.

A la charla también se acercó el jefe de gabinete Aníbal Fernández y, en medio del debate sobre el rol de los nuevos medios de comunicación, dejó un nuevo anibalismo: “no somos perros para que nos corran con un diario”.

En Clarín recogieron el guante sosteniendo que la relación entre bloggers y el gobierno es parte de la estrategia entre el gobierno y clarín. La blogosfera K o peronista (no necesariamente son lo mismo) dista mucho de ser una horda de jóvenes pagos por el gobierno para atosigar y desprestigiar a Clarín y la oposición y hacer peligrar la libertad de prensa.  Aunque  quisieran e invirtieran en cibermilitantes eso no garantizaría una recepción positiva ni el fenómeno participativo. El Pro puede inundar la web de blogs, pero sin lectores que respondan y alimenten la comunicación todo queda en la nada. Ya que el periodismo in the pendiente tiene  que aprender a convivir con las nuevas formas de comunicación, sería bueno que lo haga desde la verdad y no publicando mentiras. Esta batalla recién empieza


Puede descargar Militancia 2.0 - Andén 35 en formato .pdf