Si la vida es sueño, ¿podemos participar activamente del mismo? ¿O es como una película producida por una persona que, conociendo algo de nuestras preocupaciones, historias personales, temores, deseos, escribe un argumento que no podemos modificar? Considero que la vida actual no es  propicia para que construyamos conscientemente nuestra historia, tanto personal como comunitaria, ya que es demasiado lo que apunta a reproducir más de lo mismo.

Paulo Freire decía que si la escuela no permite el diálogo, no debemos aceptar que sea así, es necesario cambiarla Debemos ir moviendo las fronteras que nos van imponiendo, es el no aceptar acostumbrarnos. La única posibilidad es un cambio radical. Para  tener vida verdadera debemos tener tiempo para pensar, tomar decisiones y luchar por esos cambios en una combinación virtuosa de acción y reflexión.

¿Qué papel juegan los MCS en todo esto? La mayoría de lo que se comunica desde ellos es parte del gran circo alienante de la sociedad de consumo, siguiendo la lógica del mercado. Hay que divertir, distraer, comprar lo innecesario, planteándolo  como necesidad. Es como la pastilla de Un mundo feliz de Huxley. La garantía de aceptación del “dejemos todo como está”.

En cuanto a la información, pareciera que nos dicen: “no salga de su casa sin estar informado y repita la justa que nosotros le damos; no piense, pensamos por usted. Nada de sentido crítico. No sea ciudadano, sea rebaño.” Y mucha gente se jacta de tener la verdad, de saber más que otro, de tener la posta simplemente por repetir lo que escuchó en la tele o la radio.

Esta acción nociva de un parte de los medios se complementa con la de una parte del sistema educativo. Es fundamental salir de la reproducción para entrar en la creación, en la construcción del saber, en la búsqueda prioritaria de los porqué, de la cuál surgen como consecuencia los cómo. Si sólo reproducimos los cómo, sólo podemos esperar la palabra de un especialista.

A continuación,  analizaré un  informe realizado por TVR  sobre la minería, que hace foco en Catamarca. Aclaro que no tengo segundas intenciones, y le toca a TVR como pudo tocar a tantos medios  “anti K”; hay infinidad de ejemplos donde se tergiversa la información. Tratando de convencer, no de buscar la verdad.

El informe empieza mostrando a Daniel Tognetti hablando sobre “desinformación mediática respecto a la minería”; la verdad es que este informe refuerza esa línea. Luego siguen: Luciano Galende,  aclarando el partir de base con el  “desacuerdo con la brutal represión”; Matías Martin, en  el programa que tiene con Cabito en FM Metro, declarando que le gustó escuchar a la gobernadora de Catamarca, Lucía Corpacci,  decir que “[el conflicto] está hace 2 meses, mientras la mina está hace 15 años  y recién ahora se destapó todo el asunto”. Éstos últimos son argumentos útiles para convencer a gente que no hace seguimiento de la información; me hacen acordar a los dichos antes del comienzo de cada ciclo lectivo: “¿por qué siempre se acuerdan del reclamo justo antes de empezar las clases?” La discusión, en realidad, suele empezar en septiembre, pero pocos le  dan bolilla  y pocos tienen memoria.  En el caso de la minería, la lucha de los asambleístas es anterior. El informe continúa: Corpacci asegura que no usan cianuro; Galende repregunta a  la gobernadora y ella le contesta que usan una espuma de sustancias biodegradables (mientras zócalo  de la pantalla dice tristemente: “Debate sobre medio ambiente y las mentiras de Clarin”, que parece que es lo que realmente les  importa). Al final, Matías Martin aclara que la actividad está bien “siempre y cuando se cuiden  las  condiciones medio ambientales” tranquilizando a los televidentes interesados.

Sigue con un informe del programa Plan M –que se emite en Canal 26– del  15 de febrero en el que se entrevista a  Carina Díaz Moreno y  Marcela Crabbe, que cuentan la lucha de Famatina en contra de la minería a cielo abierto; pasan una parte de otro reportaje diciendo que “se genera  miedo, pero no información a la gente” y lo intercalan con una declaración de Pino Solanas, que cuenta que Alejandra Fernández Reales –protagonista del documental  Oro impuro– falleció a causa de la contaminación. Después desmienten a Solanas con un audio de FM La Perla  de Andalgalá  y con la declaración de un tío: Alejandra sufría la enfermedad de Addison desde que nació, en 1996, un año antes de que se empezara a explotar la mina.

A continuación, aparece Corpacci diciendo que  le preocupa la desinformación  generada por algunos  medios de comunicación  y que éstos no hayan ido a ver el informe de impacto ambiental. Lo intercalan con informes de Julio Bazán para TN, donde muestra los camiones que, según dice, transportan el cianuro. Bazán se transforma en objeto de críticas: un panelista de Duro de domar dice: “no creo que sea un error sino que hay intencionalidad”, para ver cómo demonizamos esto al punto tal de no a la minería; luego Jorge Atilio Boggio,  un proveedor minero que, con un grabador en mano,  le pregunta a Bazán en qué basamento científico asienta su denuncia, para luego acusar a Clarín  de “extorsionar a la multinacional para que les pague propaganda en el medio” y de “cagar la economía nuestra” por el conflicto con el gobierno nacional; luego sigue Cabito con un triste argumento: “donde hay quilombo está Bazán”. Continúan con fragmentos de 678, recuerdan a  Bazán en 2009  y la cobertura del dengue en Roque Sáenz Peña; muestran un recorte del diario Chaco  –del 15 abril de ese año–, donde  la Cámara de comercio del lugar lo  declara persona no grata  y  un   empresario hotelero afirma  que “viene a sembrar el pánico”; terminan mostrando un furcio  de Bazán que corrige.

Después de ajustar cuentas con el cronista de TN, prosiguen citando dos productos Gvirtz: en 678, dicen que el Grupo Clarín “saca de la galera el  tema de la minería llevándolo a un nivel que nada tiene que ver con lo que es el propio discurso del grupo”; en Duro de domar, en la sección “detrás de las noticias”, Javier Romero hace referencia al artículo de Clarín  del  1 de noviembre de 1997  informando sobre la  inauguración  de la mina. (Mas allá de que Clarín dice muchas cosas a favor, en el subtítulo hace referencia a las “difíciles condiciones laborales” de la mina, cosa que evita reconocer Romero. Podría haberlo dicho, aunque eso contradeciría el zócalo, que reprochaba que no decía nada sobre la contaminación.  Pero, si uno también quisiera y pudiera ponerse a verificar –y esta es, creo, una de las claves, porque hay una actitud pasiva frente a los medios, hay poca verificación sobre lo que dicen– vemos que ya el 7 de diciembre de 1998 en Clarín escriben que Bajo La Alumbrera  podría estar provocando  una “grave contaminación ambiental sobre las vertientes”. Mirando rápido el sitio de Internet se encuentran varias notas sobre contaminación que muestran que tanto Corpacci como Romero no están en lo cierto.) En el informe repiten que esta temática “nada tiene que ver con el discurso del Grupo”.

Para continuar, se ve que Canal 7 informa que José Aranda, vicepresidente del Grupo Clarín, es el responsable  de llevar adelante la construcción de una represa en Iberá, Corrientes,  con George Soros; pasan un breve testimonio de Enrique Lacour, presidente de la Fundación Iberá y lo  intercalan –para mostrar contradicción– con  las imágenesde Bazán  diciendo que están “defendiendo el derecho a la vida”. Siguen el ataque contra Clarín: aparece Víctor Hugo Morales planteando dos posibilidades: “o miente un medio desquiciado como Clarín, al que sólo le falta repartir armas, o la gobernadora”, y pregunta: “¿puede alguien llegar a ser gobernadora y mentir”. (Podría haber buscado otro argumento, porque se puede creer que ninguno de los dos dice la verdad).  Al final reafirma la encerrona diciendo V. H.: “USTEDES TIENEN QUE ELEGIR A QUIÉN CREERLE.” (Bueno, fulanito es un h. d. p., menganito no va a andar mintiendo, pero, vos elegí libremente a quien le crees…)

TOGNETTI diciendo “OTRO TEMA QUE PARA MÍ ES MUCHO MÁS IMPORTANTE: ESA RIQUEZA ¿QUEDA O SE VA?.”  Sí,  es muy  importante, pero lo primero es lo primero, y el impacto ambiental está primero, si pasa eso hablamos sin duda de las riquezas (¿o sigue la línea de los que creen que “toda persona tiene su precio”?) 

MARIANA MOYANO propone salir de la hipocresía  y  dice “discutir la minería no es K o antiK” 

Leuco pregunta: “Minería sin veneno ¿ES POSIBLE?”  Y responde: “POR SUPUESTO”, (claro informeros de TVR, es posible, pero no siempre se hace).  Saltean y muestran que luego dice:  “porque prohibir la minería  sería un absurdo,  negar a las provincias más pobres uno de sus principales recursos. Acá intercalan a Corpacci en 678 diciendo que “el ingreso por minería para Catamarca, es de 800 A 1000 millones de pesos ,  dependiendo del valor del mineral”, cuando “el presupuesto provincial es de 6900 millones”  ( presupuesto 2012   6.938.889.448,00) -de nuevo, se desvía el debate del “tipo de minería” a “minería como sea  o pobreza” (además con conclusión incluida, es minería o de 800 a 1000 millones menos pero también se pueden discutir planes a mediano o largo plazo).

Alfredo Zaiat, (en  el debate “¿es viable la minería a cielo abierto?” con Paenza), reconoce la tensión entre  desarrollo industrial y medio ambiente, contaminación y recursos naturales y afirma que tiene que haber una  intervención más clara del Estado. Toda intervención en la actividad económica genera contaminación (bueno, usamos las frasecitas como convengan, ahora no solo desvían el debate de minería a cielo abierto hacia minería en general, sino que si toda intervención contamina, todo da igual, salvo que volvamos a las cavernas).

Andy  Kusnetzoff, que no puede armar las frases en este relato, pero dice que todo teléfono tiene batería de litio, que  la  tecnología y la  minería  están muy unidas. Y hace referencia a la “contradicción filosófica entre el más ambientalista del mundo  y el uso de computadoras”. Como ejemplo, TVR muestra a Natalia Oreiro en una propaganda contra la mega minería a cielo abierto y luego en otra  apareciendo contenta por estar conectada a través de una computadora.

Retoman con  Andy y la frase filosófica, completando “no digo que tires tu computadora, digo que no tiene solución” ( bueno,  Fukuyama, cuántos temas… La onda sería,  si no tiene solución, no joroben… Pero, ¿de qué tema estábamos hablando? ¿No era de la minería a cielo abierto?  Además… ¡creo que tenemos que sentarnos y hablar! El debate por las computadoras es otro tema y también muy importante).

Tognetti continúa:   “los sectores más fundamentalistas en cuanto al ‘discurso ecológico’ (sic)  son los sectores que viven en los lugares donde más se contamina, (qué loco, ¿no? Claro, tal vez porque están en la zona contaminada, lo viven y toman más rápido conciencia… no sé, se me ocurre…) y sigue: “por ejemplo, la industria a cielo abierto más contaminante es la… automotriz”. Ahora ponen a  Darín  diciendo “¿qué mundo queremos dejar a nuestros hijos?” En una partecita de una campaña de Greenpeace, y luego, en una propaganda de un auto del que tratan de tapar el nombre del modelo con un sonido (aunque se escucha el igual).

Tras  hacer en chiste un reconocimiento de que “todos caemos en la misma contradicción”, pasan a  CN23:  “hay muchas formas de hacer minería, que hay que buscar formas de hacer controles, si no hubiera habido protestas… no estaríamos entrando en un debate serio” (bueno, este no es el caso). Luego se hace referencia a la reunión de los gobernadores por la minería y la conformación (noticia canal 9) de la  Organización Federal de Estados Mineros., sus objetivos   y vuelve a CN23: “discutir qué minería queremos” (esa sería la idea…).

Cumbre Mercosur en Uruguay. Cristina dice: “la minería que a algunos les parece casi una mala palabra, pero haciéndola sustentable y respetando las normas que se hacen en  otros países”  (bueno… ¡a cambiar las leyes! Terminemos con la  seguridad que permite que nos jodan jurídicamente) Y sigue: “Es un recurso subexplotado en la región, en mi país,  por ejemplo,  muchos critican la minería  y sin embargo ponen a Chile como un modelo de desarrollo económico y yo les digo ‘si el principal  desarrollo que tiene Chile  ha sido el cobre, ¿ por qué lo que está del otro lado de la cordillera no va a estar de este lado?’” (Volvemos a  mezclar: los que elogian el modelo de los Chicago boys en Chile, si le parece que  son muchos, la verdad depende con quienes anda Cristina, no nos haga cargo y que tengamos que pagar por eso, y acuérdese, ¡cambio de leyes!)

Hernán Brienza,  politólogo en 678  dice: “creo que hay que empezar a pensarla en serio a la minería” (bueno, apuremos, no vaya a ser que empecemos cuando termina). “Y hay que pensarla sin prejuicios, sin ataques” (si, la verdad es que no hay motivos, qué jodidos que somos, ¡así no se puede, che!)  Y plantea la necesidad de una estrategia de desarrollo medioambiental, que Europa le ha hecho mal al planeta, y América Latina  puede hacer un desarrollo sustentable.

Enganchados, viene una serie que refuerza  la idea de Patria Grande:

En C5N reportean a Charly Alberti, fundador de la ONG Revolución 21, diciendo: “Greenpeace, que está  perfecto, pero no es Argentina y Latinoamérica  ha crecido  ideológicamente y  ya no tenemos ganas  de que nos vengan a decir qué tenemos que hacer”. (Estoy de acuerdo en lo que dice y cómo lo dice, tenemos  que ser autónomos;  no criticó, sólo planteó algo superador, que bien puede trabajar en red.)

De nuevo la Presidenta en la cumbre del Mercosur, por Canal 7, refiriéndose a  la riqueza en nuestros países  y la necesidad de, con inteligencia, cuidarnos, preservando nuestro  mercado interno  y el desarrollo regional.    

Final con “Veneno” cantado por Oreiro… Y el comentario inesperado de  Schulltz diciendo, entre otras cosas,  que la empresa Bajo la alumbrera, tiene un presupuesto  que triplica el de la provincia de Catamarca, con lo que puede comprar muchas voluntades  (y sabemos que estas cosas ocurren mucho, he recibido testimonios respecto de las mineras en particular) y que pudo verificar que en 1999, la empresa reconoce el uso de más de 700 toneladas anuales de cianuro. Bien por Schultz, que salva con su honestidad el programa contra los 16 minutos del informe.

En definitiva, nada bueno puede surgir del consumo de información sin sentido crítico. Y, no hace falta verificar todo, pero hay cosas que debemos verificar. Lo más importante es la actitud con que uno recibe la información. Y decidir cómo organizamos nuestra vida para que la matrix no nos domine y podamos ser libres, si eso es lo que queremos… Porque verdad y libertad van de la mano


Puede descargar ¿La vida es un sueño difundido por los M.C.S.? - Andén 67 en formato .pdf