Avenida de mayo al 600 nos dijeron. Caminamos entusiasmadamente para comenzar a dialogar con Paula Stiven, administradora de las redes sociales de Mundo villa. Ingresamos al edificio, recorrimos un largo pasillo, atravesamos el estudio radial y finalmente llegamos a la sala de edición del periódico donde nos encontramos con Paula.

Cuando terminamos de realizar la entrevista nos quedaron un par de ideas merodeando por nuestras cabezas… Ella nos hablaba de “un adentro y un afuera” ¿Qué es el adentro y qué es el afuera? Nos explicaba que el “afuera” (los que no viven en las villas) crea un imaginario social un tanto errado de la realidad, posiblemente lleno de prejuicios sociales y miradas clasistas donde lo que prima es la estigmatización del diferente, del distinto, del que vive en la villa. En la creación de este imaginario social se descalifican las prácticas de vida que ellos (“los de adentro”) llevan, ya que los de afuera se identifican y se mueven en un marco de “legalidad”; por tanto, todo lo que sea diferente a la legalidad está por fuera del sistema y comienzan a ser juzgado como ilegalismos: “ Ellos no pagan los impuestos y se cuelgan de los cables. Claro, así cualquiera se construye una casa tomando las tierras”, diría doña Rosa o cualquier medio de comunicación hegemónico.

¿Pero qué sucede cuando el Estado, los medios hegemónicos de comunicación y gran parte de la sociedad saben que en las villas no se garantizan los derechos humanos básicos como el derecho a la salud, a una vivienda, a la educación, a la alimentación, al transporte público y al trabajo digno, y aun así se continúa estigmatizando al diferente, al de “adentro”?

Ese “adentro” se construye por múltiples miradas, y una de las miradas que más pesan sobre esta construcción es la de los grandes medios de comunicación hegemónicos, ya que ellos elijen qué contar y qué dejar por fuera. Por eso creemos que es importantísimo el laburo que vienen haciendo en “Mundo Villa” ya que ellos están constantemente construyendo su propio relato de la realidad, formándose, organizándose colectivamente, autogestivamente y tendiendo puentes con otras organizaciones para que de una vez por todas los relatos de los oprimidos dejen de ser contados por los opresores.

Ahora sí, los invitamos a leer la entrevista para que conozcan cómo funciona y qué es Mundo Villa.

ANDÉN: ¿Cómo nace Mundo Villa?

PAULA STIVEN: Mundo Villa nace a partir de ver que muchas organizaciones sociales están separadas haciendo el mismo laburo en distintas villas, entonces surge la posibilidad de hacer una película. Aquí, Víctor Ramos aparece como el coordinador e ideólogo para abrir un canal comunicacional en donde se puedan expresar. Se comienza a pensar con otras organizaciones cómo comenzar a “darles voz a los que no tienen voz”; porque en general vienen los grandes medios desde “el afuera” y estigmatizan a los barrios vulnerables de Capital, diciendo que en la villa hay droga, chorros y violencia y no dicen todo lo otro que aparece. Mundo Villa tiene corresponsales del mismo barrio, entonces nosotros lo que hacemos es darle un encuadre periodístico, pero muchas veces las noticias llegan como cable. Entonces nos dimos cuenta que podemos ser como un puente en donde hay tal necesidad en un barrio, lo publicamos y tratamos de puntualizar y valorar el esfuerzo de la gente en todo lo que tienen que ver con lo cultural.

También laburan muchos voluntarios con nosotros en el armado del diario, y a partir de ahí aparece Adam Ledesma. Nuestro compañero aparece inspirado en un proyecto de televisión. Él es el representante del periodismo villero, y es quien hace un documental que se llama La guerra del agua. Adam también aparece con Mundo Villa TV y junto con un empresario comienzan a hacer un circuito cerrado dentro del barrio. A través de Adam y la promoción de la ley de medios pudimos tener un encuentro con Marioto y nos ayudó a conformar un circuito de tv. Cuando pasa todo eso sucede, lamentablemente, el asesinato de Adam. Esto fue en el 2010, en septiembre.

ANDÉN: ¿Nos contás cómo sucedió el asesinato de Adam?

P.S.: Lo que pasó con Adam no está tan lejano a lo que puede suceder en un barrio. Él era un dirigente social muy fuerte y solidario. Lo llamaron para arreglar unos cables, en ese momento sucede una trifulca con una de las personas que estaba en el circuito de drogas y lo asesinan. En ese momento se llama a la ambulancia y no llega, ni entra al barrio. A raíz de eso, Mundo Villa comienza a visibilizarse y los otros medios nos empiezan a tener como referencia. En estos 3 últimos años logramos tener cierto prestigio con la información que hacemos. Lo que llega es lo que nos cuenta la gente a través de los llamados o las cámaras de celulares, así es como nos comenzamos a instalar en internet (mundovilla.com), en la radio y en la tele.

ANDÉN: ¿Cómo surge cada uno, qué se genera, qué dificultades tienen?

P.S.: Cuando comenzamos a realizar Mundo Villa TV comenzamos a realizar talleres de periódicos comunicacionales para formar a los chicos y que ellos generen contenidos para su propia señal de tele. Los talleres de Mundo Villa lo hacemos en villa 31, en Soldati, Rodrigo Bueno, en villa 21…

Al crear el taller comunicacional también comienzan a aparecer nuevos desafíos, nos damos cuenta de que el taller comienza a ser un lugar de contención social, donde son 2 horas en los cuales se gesta un vínculo. Aquí se genera una dificultad donde nos damos cuenta que despertar una actitud creativa no es fácil dentro de una realidad muy hostil. Tener los medios de información en la villa es complicado ya que estamos en el medio del barrio y cuesta muchísimo mantener los servicios básicos, debido a que se corta la luz muy seguido, el gas también, tenemos que cuidar que las compus no se quemen y demás. En el contexto donde estamos es muy difícil generar materiales.

Ahora tuvimos la suerte de generar un espacio de radio, tenemos Mundo Sur que es una radio comunitaria donde hay programas relacionados al barrio y más allá, programas Latinoamericanos con música y entretenimiento. Lo que estamos haciendo en la villa 31 es focalizar en TV; en villa 21 estamos haciendo un periodismo con una mirada más ecológica ya que tienen el riachuelo cerca y tratamos de generar reclamos y presión para que los organismos correspondientes se hagan cargo; en Soldati nos dan un lugar para hacer los talleres y hacemos radio, ya que hay una comunidad Boliviana muy grande y nos sirve para focalizar ahí, ya que en la villa 20, 19 ,1- 11- 14 y Soldati llegamos con la radio. La mayoría de lo que hacemos es gestión a pulmón, lo único que tenemos es una ayuda económica desde la Secretaría de Cultura para realizar los talleres comunicacionales. Pero estamos conformes de no depender de nadie económicamente ya que podemos decir lo que queremos, no nos serviría de nada tener una pauta publicitaria del Gobierno de la Ciudad si no podemos contar cuando la policía metropolitana reprime dentro de la villa.

ANDÉN: De lo que ustedes vienen trabajando en Mundo Villa y generando su vivencia, ¿cuáles son las grandes contradicciones desde las imágenes que generan los grandes medios con respecto a la percepción de ustedes?

P.S.: En general una construcción que se tiene desde el “afuera” (yo lo llamo el afuera con mucho dolor, porque es algo que me molesta sobremanera) es que a la gente del barrio no les interesa pagar impuestos. En el barrio es todo el doble de caro, vos vas a comprar cigarrillos al kiosco y sale el doble porque el camión de cigarrillos no puede entrar y tienen que contratar a algún pibe para que cargue la mercadería. Muchas veces en la villa se quedan sin gas o si usan estufa eléctrica como los transformadores son chicos generalmente explotan y se quedan sin energía. Ese uno de los grandes prejuicios.

Otro de los grandes prejuicios es que “son todos chorros y nadie labura”. “Estos quieren casa y no labura nadie, ¿a vos te parece?”. ¡Mentira! Se levantan a las 4 de la mañana para ir a tomar el bondi que debería pasar cada 10 minutos, y en el barrio pasa cada 2 horas y media. No podés perder un bondi.

Violencia hay, claro que hay violencia. Yo quiero ver a cualquiera viviendo ahí pateando la calle con barro, sabiendo que se te corta la luz y el gas todos los días o que no tenés agua, y claro que eso genera violencia. Quisiera ver cuánta paciencia tiene uno si de repente se le enferma un hijo y no podés llevarlo al hospital porque no hay bondis, porque la ambulancia no entra o porque la de la salita no está. Claro que eso genera violencia. Por eso nosotros tratamos de mostrar la realidad y derribar los prejuicios.

ANDÉN: ¿Desde dónde y hacia dónde circula la información desde Mundo Villa?

P.S.: La gente del barrio confía mucho en nosotros. Nos dan la información y la sacamos tal cual. Nosotros desconfiamos más de la información que genera algún otro medio que de lo que ellos nos dicen. Se genera desde el adentro hacia el afuera. No tenemos ni capacidad de gestión ni recursos, pero tenemos algo muy importante que es un canal de comunicación y podemos hacer visible algo que muchos no quieren que se visibilice. Por ejemplo, en la 31 el viernes hubo una represión feroz por medio de la metropolitana y no salió en ningún medio. Ni en Clarín, ni en Página 12, ni en Tiempo… porque estaban todos preocupados en que un viernes cortaron la autopista Illia: “¡Caos en la Ciudad!”. Mientras ellos informaban eso, estaba reprimiendo la metropolitana a la gente en la villa.

ANDÉN: ¿Cómo se originó el conflicto?

P.S.: En realidad viene por un montón de malas políticas de urbanización y de punteros políticos. Sucede que la semana pasada comienzan a gestarse unas “tomas”. Resulta que mientras se estaba en el corte, hubo una reunión muy importante con dirigentes del barrio y con altos jerarcas del Gobierno de la Ciudad, y se decide ir a desalojar como sea y ahí es donde va la metropolitana y se desata una represión feroz.

ANDÉN: Ahora esa mirada del “adentro” sería una construcción desde los medios hegemónicos. ¿Qué sucede con los medios de comunicación o las voces más “progres”?

P.S.: En realidad, acá pareciera que los extremos se unen. Yo apoyo a Cristina, me encanta el proyecto, me parece lejos el mejor gobierno de los últimos 30 años. Pero estamos en una crisis de medios increíble; se han perdido absolutamente todos los códigos en cuanto al periodismo independiente. Ya cuando lo empiezan a rotular como periodismo militante, no se dan cuenta del enorme daño que le hacen a la comunicación. Porque la comunicación es eso: si uno no puede separar su ideología política con la realidad estás “en el horno”, seas compañero o gorila. Hagámonos cargo de que estamos pasando una enorme crisis comunicacional y que estamos en el medio de un quilombo, porque hoy por hoy uno lee Página 12 y tenés que andar separando todo, lees Clarín y también, lees un blog y sucede lo mismo. Pero necesitamos otra forma distinta de construir una opinión y pensamiento ya que tanto un extremo como el otro se están transformando en lo mismo.

ANDÉN: Hablabas sobre los grandes medios de comunicación, tanto privados como oficiales, y hoy en día ¿cómo entienden ustedes que es la comunicación?

P.S.: Nosotros nos llamamos independientes en el momento que podemos denunciar una realidad y poder sentirnos libre de cualquier presión externa que aparezca. Si nosotros tenemos la posibilidad desde Mundo Villa de hacer que se gestione algo para el barrio lo vamos a hacer y si hay que denunciar algo también lo hacemos. Nosotros tenemos el privilegio de funcionar con algo que ningún gran medio de comunicación tiene que es la confianza. Hay un montón de gente que confía en que lo que vos haces, que es verdadero porque lo construimos entre todos. Esa confianza es más importante que cualquier otra cosa. Hoy en día cuando uno lee Clarín o Página 12 no podes confiar, tenés que frenar y decirte de dónde vienen estas voces. Uno leía Clarín hace 10 años atrás y confiaba un poco en lo que decía, lo mismo Página. Hoy por hoy, uno no se puede comprar Página o Clarín el domingo si quiere saber realmente lo que pasa. No solo no hay confianza sino que desde los medios no hay responsabilidad sobre la repercusión de una noticia, ni se hacen cargo de las consecuencias que genera una noticia. Por suerte, nosotros tenemos esa confianza y responsabilidad, esperamos también seguir teniéndola y laburamos para eso.

ANDÉN: ¿Cómo articulan este proyecto con otros medios de comunicación o con otros medios de Latinoamérica?

P.S.: Hoy nos pasa que en capital es más fácil laburar porque ya estamos hace rato, y pasar para Provincia nos cuesta un poco. Para eso nos estamos vinculando mucho con organizaciones sociales. La clave para nosotros está ahí, en construir un vínculo constante con otras organizaciones sociales o culturales en las villas. Vamos tendiendo puentes con otras formas de organización. La realidad es que en los barrios pobres del conurbano son triplemente más pobres que los de Capital.

Y en cuanto a Latinoamérica, estamos en mundo villa con Víctor Ramos como cabeza del proyecto -que tuvo su padre, Avelardo Ramos, que escribió Historia de la nación latinoamericana- y esos hace que podamos tener contacto con la “Patria Grande” (como concepto político) y poder generar un intercambio cultural con las colectividades que trabajan en Mundo Villa, y generar vínculos con Paraguay, Bolivia, Venezuela. Bueno, aunque parezca una locura, a veces es más fácil conectarnos a nivel latinoamericano que dentro de nuestro propio país


Puede descargar Medios de comunicación en las Villas: Diálogo con Paula Stiven - Andén 67 en formato .pdf