Antes que existiera internet con las posibilidades que hoy conocemos se utilizaban las denominadas redes BBS, las computadoras discaban un número telefónico de línea a un nodo ubicado por ejemplo en bahía blanca y una vez establecida la conexión una pantalla en el sistema operativo de la computadora personal mostraba algunas posibilidades de interacción con otros usuarios. Estamos hablando de 20 años atrás. El progreso de la tecnología ha dado pasos agigantados. ¿Cuál es el futuro?

Años atrás se habló de comenzar a desarrollar una web 2.0, es decir una nube con capacidad de trasmitir a altísima velocidad, aún no vemos este desarrollo en los productos que ofrecen las compañías. ¿Internet libre? están quienes abogan para que las comunicaciones dejen de ser aranceladas, ¿es posible alcanzar esta utopía? Existen formas de acceder a internet en forma colectiva por ejemplo para abaratar los costos. Las personas que viven en un área o edificio pueden instalar equipos que provean a los usuarios asociados la conexión que precisan para este servicio.  

La interacción es tal que ha cambiado nuestra forma de manejarnos en nuestro contexto, tal vez no todos lo noten, pero cada día se conectan mas usuarios al sistema y cada día más se navega en ámbitos de trabajo, educativos  y ocio. No hace más de un año se realizó una operación quirúrgica de  un tumor cerebral desde una universidad y se trasmitió en vivo, con un chat incorporado, también hoy desde cualquier computadora personal se puede trasmitir una señal de audio y/o video simulando una radio o televisión. La necesidad humana de la interconexión y la comunicación es básica, las máquinas amplifican el alcance natural del cuerpo humano para aplicarlos en todos los campos de acción.

Podemos seguir esperando  una vía de progreso a través de internet, una tecnología que tiene muy pocos años de vida desde la revolución industrial. Hoy tal vez se utilizan aplicaciones que hace 20 años estaban lejos de ser desarrolladas como la compra con tarjeta de crédito, las bibliotecas digitales y el envió de dinero. De más esta decir que el sistema digital sobre el cual se sostiene internet, fue posterior al analógico, pero que existieron computadoras analógicas es un hecho, por ejemplo en la segunda guerra mundial se aplicaron técnicas estadísticas que fueron procesadas por computadoras analógicas para determinar porque los bombardeos contra el régimen nazi no hacían blanco y con los resultados se buscaron soluciones para salir del mal paso. La construcción de enormes bases de datos reemplazó a los ficheros, permitiendo acelerar exponencialmente los tiempos de análisis de datos.  Internet provocó una revolución comparada a la del automóvil. Sin embargo el ser humano, aunque ampliado en sus conocimiento y capacidades debe proponerse una meta mayor, superar a la máquina porque si no corremos el riesgo de quedarnos envueltos en su dominación por la técnica y esto se logra fortaleciendo los lazos humanos, las reuniones y los encuentros,  la construcción en entornos colectivos sociabilizándonos más y mejor que antes, pensarnos como grupos. Es la única manera de superar la barrera que nos impone la tecnología, un instrumento al servicio del hombre no para dominarlo sino para extender sus capacidades de desarrollo y desenvolvimiento.

Nos encontramos sumergidos en una realidad mediática y de propaganda que nos invita a consumir más y más todo el tiempo, es preciso que tomemos distancia para ver hasta qué punto utilizamos la técnica y la tecnología para hacernos la vida más fácil y no para su efecto contrario.

Cuando vemos que alguien se pasa horas y horas frente a una computadora o subido a un automóvil y que por este motivo descuida su desenvolvimiento personal entonces estamos frente a una amenaza capaz de arrebatarnos lo mejor de nosotros. Por este motivo, las máquinas son lo que son,  instrumentos que tendremos que saber aprovechar o padecer, de nosotros depende. Cuántas veces vemos personas atascadas en sus automóviles durante horas sin llegar a destino, sucede. La tecnología y internet se seguirán desarrollando, cada vez existirán más aplicaciones, más confort y velocidad, internet recorrerá el camino de otras tecnologías que están al alcance de la mayoría de las personas.

Frente al caos que propone, solo deberíamos limitarnos a sacarle provecho sin que se aprovechen de nosotros■


Puede descargar Internet un arma de doble filo - Andén 73 en formato .pdf