Según el Diccionario de la Real Academia Española, la palabra utopía se refiere al plan, proyecto, doctrina o sistema optimista que aparece como irrealizable en el momento de su formulación. Sobre la base de esta definición, podemos decir que las propuestas que a continuación se enumeran, si bien resultan irrealizables en la actualidad, en el futuro podrían convertirse en realidad, si los argentinos fuéramos capaces de construir una alternativa política a este gobierno que, de nacional y popular, solo tiene el nombre, porque en los hechos impidió que estas propuestas prosperen en el Congreso Nacional gracias a la mayoría que el Frente para la Victoria mantiene en ambas Cámaras.  

Pero, luego de los resultados de las elecciones primarias del pasado 11 de agosto, podemos decir que esa alternativa al kirchnerismo se empezó a construir en la Argentina. Se estructuró a partir de la confluencia de la UCR, el FAP, la CC y el Proyecto Sur y obtuvo más de 5 millones de votos en todo el país frente a los 5,9 millones del Frente para la Victoria.

Estos resultados colocaron las fuerzas del arco progresista y democrático no solo ante la posibilidad de ganar en las elecciones generales de octubre, sino también la de disputar el poder en las elecciones presidenciales que se llevarán a cabo en el 2015 y en la que se estarán eligiendo, además, los gobernadores e intendentes en más de 2200 municipios.

En la Argentina, esta es mi utopía:

1. Eliminar el pago del I.V.A. para las familias que cobran Asignación Universal por Hijo en la compra de productos de la canasta básica familiar y reducirlo en forma gradual para el resto de la población.

2. Elevar el mínimo no imponible para el pago del impuesto a las ganancias, para que los trabajadores no paguen con su esfuerzo impuestos injustos y regresivos que disminuyen su capacidad de compra.

3. Pagar el 82% móvil a los jubilados con los fondos del ANSES.

4.Gravar las actividades que actualmente están exentas o que pagan porcentajes bajos sobre sus ganancias, como las transacciones financieras, los fideicomisos, el juego y la minería, y atacar la evasión de los grandes contribuyentes.

5.Luchar contra la corrupción para que los recursos del estado se destinen a mejorar los servicios esenciales de salud, educación, agua potable, cloacas o transporte público.

6.Trabajar contra la inseguridad, el delito y el narcotráfico, promoviendo una reforma policial con control ciudadano, restringiendo el uso de las armas por parte de los civiles y alentando una reforma judicial que imparta justicia con celeridad.

7.Diversificar la matriz productiva nacional, promoviendo la generación de valor agregado a los productos primarios provenientes de la agricultura, la ganadería, la pesca y de otras actividades económicas.

8.Reactivar las economías regionales, fomentar el acceso al crédito de las PYMES y potenciar los lazos comerciales con los países de la región, para incentivar la creación de nuevas fuentes de trabajo.

9.Promover una verdadera reforma judicial que se aleje de las reformas impulsadas por el gobierno que no solo atentan contra la independencia del Poder Judicial, sino que además resultan un buen instrumento para garantizarles la impunidad a los funcionarios del gobierno nacional.

10.Proteger los recursos naturales, poniendo freno a la megaminería y a los desmontes, preservando los glaciares y las cuencas hídricas y fomentando el desarrollo de actividades económicas que les garanticen el derecho a un ambiente sano y equilibrado a las actuales y futuras generaciones■


Puede descargar En la Argentina, esta es mi utopía - Andén 75 en formato .pdf