Es como mínimo curioso que la Santiago ensangrentada de Pablo Milanés se llene de pinochetistas contentos. Digna escena para un improbable opus político de Almodóvar, o de una canción del ya intragable Ismael Serrano, o de un Sabina cambiando de novia latinoamericana, o de los noticieros de horario central de la muy probable realidad.

Al menos no somos los únicos que elegimos con la mirada puesta en el bolsillo del candidato y con la esperanza puesta en el plasma más que en la justicia. Algo que debería preocuparnos ahora que también a Chávez se le soltó la cadena. Nuestros vecinos de junto sabrán lo que hacen ya que se tienen los gobiernos que se merecen, aunque es una pena que ocurra en un país que ha buscado en su música senderos de tanta libertad y tan extrañamente los ha alcanzado como pocos. A diferencia de otros países del barrio como Paraguay y Bolivia, Chile desarrolló una variante pop muy vanguardista en algunos momentos, sobre todo los últimos. Por eso 5 discos 5 más temáticos que nunca para los chilenos que no se resignan a la cruda realidad y siguen ahí, buscándole la vuelta a su lado del monte■


 

La espada y la pared- 1995- Los tres. El legado de Soda Stereo en América latina habrá de ser por siempre enorme. Del otro lado del Aconcagua su influencia es patente desde un primer momento aunque es años después cuando dará sus verdaderos frutos. Es recién en este, su tercer disco, donde los tres sintetizan lo escuchado en un pop de canciones potentes e inolvidables, «Tírate«, y la magnífica «Déjate caer» (versionada y honrada años después por los mexicanos de Café Tacuba) le dan al disco una tensión que sólo volverán a demostrar en todo su esplendor en el concierto en vivo para la cadena mtv ese mismo año, cuando se consagraron como la banda más representativa del género en todo Chile, trascendiendo sus fronteras.

 


Kaos – 2008-Anita Tijoux. El hip-hop, el rap, el funk souleado y todos sus subgéneros, ya se ha dicho en estas páginas, son ritmos particularmente foráneos, lejanos si se quiere a la realidad de estos lares del mundo. Pero la globalización de las estéticas industriales permite realizar un acercamiento que no siempre llega a buen puerto. Este es quizás uno de esos casos. Disco desparejo pero auspicioso, Kaos permitió conocer regionalmente una cantante original y una letrista respetable capaz de adentrarse en un género osado. Es cierto que lo más logrado de la placa es la colaboración de Julieta Venegas, que devolvió el favor por la presencia de Tijaux en no obstante es un disco para prestarle atención y seguirle los pasos, o las rimas.

 

 

Unplugged – 2001- La Ley. Pop para fm adolescente y aun así una de los mejores umplegges latinoamericanos de la serie mtv. Salvo por los comentarios políticamente correctos y bienintencionados de Beto Cuevas todo el concierto derrocha sobriedad pop a granel en cada uno de los hits que se suceden. Una banda de primera línea, sumamente ajustada, permite la apertura de canciones que en su formato de estudio acaso no rindieran todo su potencial. La participación de la poderosísima voz de la mexicana Ely Guerra en el duelo es la excusa ideal para un disco de letras inspiradas y nunca justipreciadas debidamente. Para escuchar sin preconceptos, de buen humor y con toda una noche por delante gritando con ellos “sin dolor no te haces feliz«.

 

 

Demo – Alem. La gran joya de nuestro hermano país. Aun sin disco oficial editado se puede descargar su demo en www.myspace.com/alemchile. Brillaron en cada una de sus presentaciones en el marco del 2do festival de música klezmer realizado en noviembre en la Argentina. El mestizaje de música de raíz judía con los folklores del mundo es la argamasa ideal para esta agrupación cuyo sonido no sólo remite a un judaísmo cosmopolita sino también a gypsy, al regaee, a la cadencia del ska y al Manu Chao más kosher y ribotrilizado. Pocas bandas pueden sorprender tanto habiendo hecho tan poco pero Alem, a fuerza de un sonido novedoso, reformulado sobre bases centenarias, consigue no sólo deslumbrar sino augurar para la música chilena un futuro próspero y sin derechas.

Resiliente – 2007 -Gondwanna. Reggae puro y a la vez novedoso y fresco. No incomoda en nada ese aire a los Cafre que atraviesa todo el disco, quizás porque los argentinos son una referencia en toda América sobre el género. Canciones como «pequeña dama» o «divina verdad» describen exquisitamente la producción de una banda de larga trayectoria y que por estos días estará presentando en la ciudad de Buenos Aires un trabajo que debiera considerarse bisagra en su historia. Muy destacable el uso de vientos en su justa medida, ni más, ni menos. La ya nombrada Pequeña dama está llamada a ser una de las grandes baladas regaee de la historia chilena. Especial para combatir a las derechas junto al ser amado.