Negro del conurbano, cumbiero, puto de la villa, judío narigón, comunista, boliviano, indio y mujer, loco, corqui, hijo de padres separados, llorón, pecho frío, fronterizo, pajuerano y adicto a los superhéroes, eso dicen de Gustavo Guevara. Todo mentira, es a aún peor.


74_estigmas2

+ posts

Egresado de la Escuela de Arte y Porro Manuel Belgrano, en donde siempre le dijeron que la historieta es una mierda; él se dedicó: a la historieta. Ha trabajado en muchas publicaciones muy importantes que no viene al caso mencionar dado que ninguna es tan importante como este periódico. Ha sobrevivido a la aridez económica que genera el medio gracias a que laburó en escuelas dando clases y allí podía comer las facturas que le daban los pibes para la merienda. Ahora zafa gracias a que creó la gran revista Catinga. Se vende o permuta, escucha ofertas.

Compartir el artículo
Entrada anterior Ley de Fomento a las Revistas Culturales Autogestivas – Exclusivo Web
Entrada siguiente ¿Será que es tiempo de desutopizar? Reapropiarse del ser, del cuerpo y del territorio – Andén 75

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.