ANDÉN se reunió con la Diputada María Luisa Storani para dialogar sobre la Ley de Salud Reproductiva y Procreación Responsable.

ANDÉN: ¿Cuáles son los objetivos que esta ley establece?

María Luisa Storani: Ésta es una ley que responde a un debate público muy importante donde las organizaciones de la sociedad civil, del movimiento de mujeres y feministas, participaron arduamente, porque en realidad el proyecto está presentado alrededor del año 2000 o 2001; pero, recién se pudo sancionar en el año 2005 o 2006, no recuerdo bien.
Esto significó que se llame Ley Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable. Es decir que las personas puedan decidir, las parejas o los matrimonios, cuándo, cómo y de qué manera tener los hijos; con qué métodos, si tenerlos o evitarlos. Lo cual  es parte del respeto a los Derechos Humanos de la decisión de las parejas o las no parejas, de las personas, de qué manera tener hijos, procrear o no procrear.
Esto dio mucho debate, se labró un programa nacional de salud sexual y procreación responsable, cuyo órgano ejecutor es el Ministerio de Salud de la Nación. En esto tuvo mucho que ver entonces el ministro Ginés González García, que fue quien le dio un impulso muy grande porque además le dio una cantidad de presupuesto.

ANDÉN: ¿En qué consiste el programa?

M.L.S.: El programa consiste en proveer a todos de los insumos, de los métodos anticonceptivos; de que los efectores de la salud, desde los ministerios provinciales, los municipios, y los centros asistenciales de salud de atención primaria, puedan brindar toda la orientación… Algo muy importante en el debate de esta ley fue que los jóvenes y adolescentes pudieran consultar sin ir con sus padres. Porque si bien sabemos que hay hogares donde la contención educativa de la familia es importante, en otros hogares, donde los padres no pueden hacer esta educación, sí la puedan hacer los efectores de la salud y se la puedan brindar a los jóvenes.
Esto fue un avance, pero también está atado a lo que fue el debate de la ley de Educación Sexual en la Argentina, que es una ley que también se aprobó el año pasado, que se debatió en el Concejo Federal de Educación. Justamente vengo de la Comisión de plantear esto, porque a pesar de estar aprobado y que haya un compromiso de cumplimiento de varias de las provincias, no hay una sanción a la provincia que no lo aplica. En esto vos sabés que hay muchos lobbies que evitan, por cuestiones ideológicas, que evitan que esto se lleve adelante.
Volviendo al programa nacional, que cuando lo saca Ginés, le da un presupuesto y además consiguen fondos de afuera. El Banco Mundial aporta fondos sobre todo para conseguir insumos, lo que son las pastillas anticonceptivas, los métodos anticonceptivos, que todo viene de afuera y realmente se debería proveer a todas las provincias. Se había estipulado una forma descentralizada, para que desde la Nación se llevara a las Provincias y de éstas hacia los Municipios, que lo distribuirían a los Centros de Salud.
En general, una de las dificultades que vimos, que se dio en la Provincia de Buenos Aires y repitió en el resto de las provincias, es que este programa se asumiera dentro del programa de materno infantil. Que en realidad no tiene por qué ser así, porque la señora que decida no tener hijos y adherir al programa, tenía que caer en el programa materno infantil. Hay una especie de contradicción, pero bueno… fue así en la Provincia de Buenos Aires.
Esto por un tiempo anduvo bien; realmente los insumos llegaban, pero no de la misma manera a todos los municipios, por cuestiones ideológicas. Incluso hubo una denuncia cuando el gobernador (de Santa Fe) Binner asumió, que denunció que había encontrado en una habitación de la gobernación un montón de insumos guardados porque el gobernador anterior (Jorge Obeid) no estaba de acuerdo.

ANDÉN: Por último, el tema del aborto…

M.L.S.: El tema del aborto es uno de los grandes temas que está relacionado con la educación sexual. Lo acabo de plantear en la comisión. Hay entre 500 mil y 600 mil abortos anuales, en los cuales mueren las mujeres pobres en la Argentina. En el lapso de un año hubo 3 mil muertes por abortos clandestinos.
Yo estoy de acuerdo, ya adelanté mi voto. Firmé el proyecto. Nosotros tenemos que legislar para todos y para todas sin discriminación.

ANDÉN: ¿En qué consiste el proyecto?

M.L.S.: El proyecto implica que se modifique el Código Penal, donde nosotros tenemos permitidos los abortos para casos de violaciones y en caso que dañe la salud mental de la mujer, la niña violada, para las menores y las discapacitadas. Eso lo queremos cambiar para que sea la decisión de todas las personas que quieran asumir la interrupción del embarazo en forma voluntaria hasta las 12 semanas de embarazo■