En esta oportunidad, y teniendo en cuenta que el tema general de reflexión que nos convoca en esta nueva edición del periódico ANDÉN se relaciona con los derechos humanos en los barrios y las ciudades, es que dedicaremos unas breves líneas al conflicto vinculado a la toma de espacios públicos en terrenos de la Ciudad de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires y  a las reivindicaciones y manifestaciones por la falta de acceso a la vivienda.

Para ello, dialogamos con algunos de los dirigentes políticos que se encontraban presentes el pasado martes en el acto de asunción de Pablo Michelli como Secretario General de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA),  el cual se realizó en la  puerta de Ministerio de Trabajo de la Nación.

Antes debemos aclarar que el acceso a la vivienda es considerado un derecho humano fundamental no sólo porque así lo establece la Constitución Nacional en varios de sus artículos sino también porque la vivienda es una condición y requisito indispensable  para el cumplimiento de otros derechos inalienables de la persona humana tales como el derecho a la vida, a la salud, al agua potable, al saneamiento y al desarrollo humano.

Solo nos resta decir que la solución al déficit habitacional que vive la Argentina no sólo debe ser resuelto por políticas activas impulsadas desde el Gobierno nacional y las provincias sino también a través del compromiso del sector privado y de los trabajadores organizados en cooperativas.

Y creemos que el uso de tierras fiscales y recursos financieros del Estado, el crédito público y privado para financiar viviendas populares y accesibles para todos, la organización de cooperativas de trabajadores para su construcción, la convocatoria a estudiantes y docentes de las universidades públicas para que diseñen planes habitacionales acordes a las necesidades de cada región del territorio nacional, la incorporación del concepto de sustentabilidad en los planes habitacionales (ahorro de agua, uso de energías renovables, ventilación e iluminación naturales) y la exención impositiva para las personas de menores recursos en determinados materiales de la construcción destinados a la primer vivienda, pueden contribuir a solucionar el déficit que en materia de habitacional tenemos los argentinos.

A continuación, solo nos resta transcribir algunas de las declaraciones y diálogos mantenidos con los diputados nacionales Victoria Donda, Pinos Solanas, Eduardo Macaluse, Claudio Lozano y Ricardo Alfonsín sobre las causas de los hechos de violencia desatados en los últimos días en distintos barrios del área metropolitana.

Al poco tiempo de llegar a la concentración popular frente a las puertas del Ministerio de Trabajo y desde el andén de las vías callejeras del bajo porteño, hablamos con la Diputada Victoria Donda (Movimiento Libres Sur – Provincia de Bs. As) quien nos dijo que la causa de los conflictos vividos en los últimos días en algunos predios públicos de la Capital Federal y el gran Buenos Aires “son causa de una situación muy grave que se vive en todo el país producto de la inexistencia de un plan de viviendas y de la falta de un gobierno que accione contra la pobreza en serio y no la niegue”.

 Y sostuvo que para resolver este problema “hay que reconocer que el problema existe. Mientras  todos se laven las manos y haya un dedo que acusa de un lado y otro dedo que acusa del otro el pato de la boda terminan siendo –como siempre- los pobres: los que tienen techo y los que no lo tienen”.

Cuando le preguntamos a Victoria Donda si el presupuesto enviado al Congreso por el Gobierno Nacional contempla partidas para resolver el déficit habitacional nos manifestó que “el presupuesto aún no ha sido aprobado en el Congreso y el proyecto enviado por el Gobierno no reconoce la existencia del problema de la vivienda”

Cuando dialogamos con el Diputado de Proyecto Sur, Pino Solanas, sobre los hechos ocurridos en estos últimos días en la Capital y Gran Buenos Aires nos manifestó que  “esto es como una muerte anunciada. Esto lo venimos diciendo todos estos años y se creían que eran frases hechas de campaña. Argentina tiene un tercio de la población que vive por debajo de la línea de pobreza. Tiene entre 5 y 6 millones de indigentes y la migración sobre la ciudad de Buenos Aires es permanente”.

Luego Pino Solanas dijo que “en la Argentina hay un déficit de casi 3 millones de viviendas y en la ciudad de Buenos Aires más de cien mil. Esto es un polvorín. Pudo haber estallado en Soldati como en otras zonas donde hay pobreza”.

Por último, el diputado por Proyecto Sur dijo que la salida al conflicto es muy compleja y que era prioritario darle una respuesta de vivienda a las personas que viven situaciones lamentables. “Hay que reinstalar a los pobladores y otorgarles tierras y créditos para que construyan y mientras tanto buscarle condiciones para que puedan vivir con baños, agua y en condiciones dignas” concluyó el cineasta

Luego de la conversación con el cineasta, Andén dialogó con el Diputado Nacional por Movimiento Sur, Claudio Lozano. El ex asesor económico de la CTA nos dijo que “lo que se vive en Villa Soldati y otros centros del GBA es el resultado de la desastrosa política habitacional del macrismo que se basó en los subsidios y los desalojos compulsivos en el marco de una ciudad que no ha regulado el mercado inmobiliario”.

 Y afirmó que “eso generó que el valor de una pieza, para que  duerman hacinados en una villa, este cerca de los 1000 pesos. Hay familias que tienen un ingreso de dos mil pesos y tienen que poner mil para ser inquilinos en una villa de emergencia  careciendo de todo tipo de servicios. Frente a esta situación la gente se va, se gasta el dinero y luego vuelve. Esta situación termina siendo un bumerang que da como resultado la situación que estamos viviendo”.

Finalmente, Lozano dijo que frente al conflicto “el Gobierno nacional y de la ciudad de Buenos Aires han tenido una política de desprecio por la vida e hipócrita. Dejaron que hubiera muertos cuando existían las condiciones para resolver el tema de otra manera. Hoy hay un stock de inmuebles y de tierras para poder resolver esto adecuadamente. Y ambas gobiernos se pasan la pelota unos a otros y la solución no aparece”

Antes del inicio del acto de la CTA, Andén se acercó a charlar con el Diputado Nacional Eduardo Macaluse (Bloque Sí por la Unidad Popular) quien nos dijo que lo que se ha visto en el Parque Indoamericano es una disputa para ver quién tiene la culpa. Al mismo tiempo señaló que “no existen políticas a nivel nacional para acrecentar el derecho a la vivienda. Este problema –continuó- que se está viviendo en la Capital se viene dando en Córdoba, Formosa, Salta, en la provincia de Buenos Aires, fundamentalmente en el Gran Buenos Aires. Es decir, es un problema de todo el país, es un problema nacional”.

Y sostuvo que “el Congreso debería estar abierto discutiendo un plan nacional de viviendas y buscando puntos de acuerdo para que no se produzcan estos hechos que en general terminan enfrentando a las distintas capas de la sociedad que han sido perjudicadas por los distintos planes económicos de las últimas décadas, sobre todo en los noventa”. Y remató: “Si hubiera una prioridad en el tema vivienda, estas cosas no pasarían”.

El legislador Macaluse concluyó diciendo que el Gobierno nacional está equivocado en el camino adoptado. “Fíjense –aclaró- que en el medio del conflicto crea el ministerio de seguridad y no un ministerio de la vivienda”. Y dejó en claro que “la gente no quiere que le regalen una casa, quiere pagar. Y para ello se requiere de una gran organización, otorgando grados de autonomía a quienes reciben estas viviendas, de manera tal que controlados por los poderes del Estado puedan generar su propias cooperativas para la construcción. Esto el gobierno lo ha anunciado más de lo que lo ha aplicado”

Al culminar el acto, Andén tuvo la oportunidad de hablar con el Diputado Nacional de la UCR y precandidato a presidente en el 2011, Ricardo Alfonsín, quien manifestó que “lo ocurrido en Villa Soldati se debe a la ausencia del Estado”. Y aseguró que “si se hubiera atendido la situación y las condiciones en que viven estas personas no se habrían producido estos hechos”.

Luego Alfonsín señaló que “el gobierno nacional y de la Ciudad no tuvieron disposición a resolver el problema. Estaban más preocupados por no pagar costos políticos, por echarse las culpas, por averiguar las responsabilidades, que por resolver el problema”.

Más tarde, el diputado radical dijo que le parecieron lamentables las declaraciones de Macri por su estimulo a la xenofobia e incluso los dichos de la Presidenta de la Republica, cuando condenó las declaraciones de Macri, al señalar que “si bien hizo bien, yo no le creo mucho. No creo que sea muy sincera su disposición de tolerar al otro por ser diferente. A la gente de la oposición nos ha tratado de ratas, inútiles, buitres y enemigos del pueblo. Eso nos revela que no hay mucha predisposición a la tolerancia y al respeto a quienes piensan diferente”.

Al término de la entrevista realizada por Andén a Ricardo Alfonsín, el diputado bonaerense criticó al Gobierno nacional al sostener que “podrían haber construido muchas más viviendas. No construyeron ni el 30% de las viviendas que habían anunciado que iban a construir. Hemos crecido a tazas chinas y a pesar del crecimiento económico seguimos teniendo los mismos problemas sociales que teníamos antes de que el mundo fuera tan favorable para la Argentina y nos permitiera crecer como hemos crecido”